Se acercan días llenos de comilonas y limpiar las campanas extractoras se puede convertir en nuestra peor pesadilla

Te damos unos trucos para conservar tu campana extractora de acero inoxidable quede intacta.

El rol que juegan las campanas extractoras hoy en día va mucho más allá del meramente funcional. Ya no solamente sirve para tener la cocina libre de humo, grasa y malos olores. Se trata de un objeto con el que se busca ese toque aún más elegante, más distintivo. Cualquier interiorista estará de acuerdo en que la campana extractora es una pieza fundamental dentro del diseño de una cocina. Eso sí, también requiere de un cuidado especial, sobre todo si se trata de campanas de acero inoxidable. Por ello, conviene conocer bien la manera adecuada de limpiarla y de mantenerla rindiendo óptimamente durante muchos años.

El elemento del que va a depender la eficiencia del aparato son los filtros. Una correcta limpieza de los filtros de la campana es un seguro del buen funcionamiento y del correcto proceso de extracción. De modo que no hay que escatimar en tiempo y esfuerzo para mantener la campana en el mejor estado y lo más limpia posible. A continuación presentamos los pasos a seguir para limpiar la campana de acero inoxidable, y disfrutar así de una cocina reluciente.

Pasos a seguir para limpiar una campana extractora de acero inoxidable

En primer lugar hay que cerciorarse de que se encuentra desconectada.
Todas aquellas partes que sean desmontables sin excesiva dificultad, lo mejor es que las retiremos para limpiarlas más cómodamente. Las partes que sean más gruesas es mejor extraerlas con un paño un poco humedecido.

El exterior de la campana se limpiará con un desengrasante en spray para la cocina. Se trata de un producto que se caracteriza por la rapidez en la limpieza y por no dejar residuos, además de ser compatible con una amplia variedad de materiales, entre ellos el acero inoxidable. Su modo de empleo es muy sencillo, hay que pulverizarlo sobre toda la superficie de la campana.
Una vez pulverizado, coger una bayeta seca y pasarla por toda la campana. Se podrá observar como la suciedad queda impregnada en el paño.

La parte interna presenta más dificultades de limpieza, y además hay que tener cuidado de no mojar excesivamente el motor. Por ello el mejor consejo es rociar el desengrasante encima de la bayeta (en su justa medida), y entonces pasarla por la superficie interior de la campana.
El toque de magia final consiste en mantener la campana extractora tan brillante y reluciente como el primer día. Para dicho fin, es necesario preparar una solución de bicarbonato con un pequeño chorro de limón y agua. Una vez esté hecha, se empleará para fregar toda la superficie exterior de la campana.

Al cabo de unos pocos minutos aclarar la superficie con agua. Acto seguido secar. Gracias a éste último paso la campana mantendrá ese aspecto de producto nuevo durante mucho tiempo.
Queda por añadir que, en vez de hacer uso de un desengrasante de cocina, existe la alternativa de emplear una mezcla de agua caliente con un detergente antigrasa. Las dos opciones son buenas y recomendamos probarlas ambas para determinar cuál resulta más cómoda y efectiva de llevar a cabo.

Cómo limpiar los filtros de la campana extractora correctamente

Hemos comentado al principio la importancia de mantener los filtros limpios. Si no se limpian periódicamente, quedarán obstruidos por la grasa y el polvo lo que provocará que el aparato deje de funcionar adecuadamente. En el caso de las campanas más antiguas, puede incluso haber riesgo de incendio si la grasa llega a entrar en contacto con el motor. De modo que se trata de un asunto que no debe ser tratado a la ligera, ya que no se trata solamente de una cuestión higiénica sino de seguridad para el hogar.

A continuación, detallaremos los pasos que hay que llevar a cabo para la adecuada limpieza de los filtros de acero inoxidable.

  1. En primer lugar hay que retirar los filtros con cuidado de su posición. Una vez hecho esto, pulverizarlos con el antigrasas.
  2. Ahora toca esperar a que el antigrasas haga su efecto y se impregne bien en los filtros. Para ello hay que dejar pasar unos 10 o 20 minutos.
  3. Cuando haya transcurrido el tiempo indicado, pasar una bayeta humedecida por encima para quitar la suciedad más gruesa.
  4. Para la suciedad que haya quedado más incrustada, frotar con un cepillo. Según el grosor del filtro, utilizar un cepillo de la grosura correspondiente, y si fuera necesario, un cepillo de dientes para los filtros de menor envergadura.
  5. Para terminar, aclarar con agua mientras se sigue frotando. De esta manera nos aseguraremos de erradicar el resto de la suciedad y dejar los filtros en un óptimo estado. Por último, dejar secar al sol.

como limpiar campana extractora,frecan

Siguiendo los consejos aquí mencionados, la campana extractora funcionará eficientemente durante un largo periodo de tiempo y además lucirá como el primer día.

Frecan en el corazón de tu cocina, testigo de reuniones y cómplice de encuentros. Especialistas en campanas extractoras de cocina de alta gama:

Campanas de techo | Campanas integrables | Campanas de pared | Campanas a medida

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *