Elimina el 95,85% de los olores, alérgenos
y sustancias contaminantes.

 
 
 
 

Anti-bacterias

En los espacios donde viven personas, como salas de estar, dormitorios, oficinas y salas de espera, el aire contiene toda clase de sustancias nocivas tales como bacterias, moho y virus. Con el sistema de depuración y recirculación del aire, PlasmaMade® desactiva estas sustancias minimizando las posibilidades de transmisión.

 

Anti-alérgenos

Aunque invisibles a simple vista, todos los espacios contienen polen, polvo y otros alérgenos. Estos alérgenos no son particularmente dañinos para los humanos, excepto cuando se tiene alergia a ellos. El filtro de aire PlasmaMade® asegura la eliminación de estas sustancias en el aire (ácaros de polvo, polen, caspa o pelo de animales).

 

Ionización negativa

El mar, las fuentes, cascadas, saltos de agua, etc, son una fuente de ionización negativa. El filtro de aire PlasmaMade® genera también iones de oxígeno negativos generando un efecto refrescante que mejora la concentración tanto del cuerpo como de la mente. Contribuye a relajarnos con mayor facilidad, eliminar el estrés y la ansiedad, tener mejor memoria, despejar la mente, mejorar el funcionamiento del aparato digestivo y respiratorio entre muchos otros beneficios. Esto se debe a que los iones negativos reducen el tenor de la hormona del estrés.

Además con el filtro de aire PlasmaMade®, los olores desagradables generados cocinando, así como el humo del tabaco y los olores de los animales se convierten en cosa del pasado. La tecnología PlasmaMade® descompone las partículas de olor inmediatamente asegurando que la cocina permanezca fresca.

 
 

El nuevo estándar de recirculación de aire se llama PlasmaMade®: un filtro patentado que elimina olores desagradables, humo, grasa, polen, virus, bacterias, hongos y alérgenos en el hogar sin pérdida de energía.

 
 
 
 

Recirculación basada en tecnología de plasma

 
 

El filtro PlasmaMade® ha sido especialmente desarrollado para la purificación del aire (de la cocina) y puede ser instalado fácilmente en prácticamente cualquier campana extractora (existente o nueva). Cuando se enciende la campana, el flujo de aire es impulsado hacia el filtro de aire PlasmaMade®. Este flujo de aire es detectado por un sensor que se activa y se desactiva de manera totalmente automática. El flujo de aire, que contiene cierta cantidad de aire contaminado, es eficazmente limpiado por una cantidad correcta de plasma. Los olores, el polen, los alérgenos, la grasa y otras impurezas gruesas son filtradas del aire. Simultáneamente, el filtro electrónico es activado y todas las partículas son atraídas y eliminadas.

La única recirculación de aire realmente eficaz

 
 

Libertad de planificación

Además de las muchas ventajas del filtro PlasmaMade®, este es una solución idónea ya que ofrece todas las posibilidades de planificación de la cocina.
La ubicación de la salida de humo dejará de ser un elemento limitante pudiendo diseñar con total libertad, haciendo aquello que siempre había deseado hacer.

 

Ahorro energético

El sistema PlasmaMade® permite un ahorro de energía en la vivienda tanto de calefacción como de aire acondicionado. Al ser un sistema de recirculación de aire, este no expulsa aire al exterior evitando así la fuga de temperatura de la cocina. Además el filtro PlasmaMade® tiene un consumo de tan solo 5 vatios.

 

Autolimpiable

El filtro PlasmaMade® se regenera de forma automática a nivel interno por lo que no requiere ningún tipo de mantenimiento. No obstante, dependiendo de su modo de instalación puede acumular polvo en la parte exterior debido al ambiente, el cual es aconsejable en caso de aparecer que se elimine con un aspirador.

 

Reducción del ruido un 25%

El interior del filtro PlasmaMade®, gracias a sus fibras y su diseño aerodinámico, actúa como un silenciador, reduciendo el ruido hasta un 25%. Asimismo su sistema de instalación permite eliminar los conductos, lo cual reduce aún más el sonido que genera el aire a su paso por los conductos y especialmente por codos y ángulos.

 
 

Vídeos

 
 
 
 
 
 

La tecnología

 
 

El filtro de aire PlasmaMade® es un filtro autolimpiable que contiene cuatro tipos de filtros en una sola carcasa

El filtro ha sido especialmente desarrollado para filtrar el aire (por ejemplo al cocinar) y puede instalarse fácil y rápidamente en casi cualquier campana con salida del motor de 150 mm. El humo procedente del cocinado se filtra previamente por el filtro de grasa de la campana, el cual retiene la grasa y otros tipos de contaminantes pesados del aire. La corriente del aire es entonces introducida en el filtro de aire PlasmaMade®. Esta corriente de aire es detectada por un sensor que activa o desactiva automáticamente el filtro y, dependiendo de la corriente de aire y de la cantidad de aire contaminado (humo, polen, bacterias, humedad, H2O, olores, virus y moho), se inyecta cierta cantidad de plasma ionizado (O3). El plasma ionizado (O3) elimina las moléculas de O2 del aire contaminado, lo cual significa que el aire es esencialmente diseccionado quedando únicamente CO2 e hidrógeno (H). Durante este proceso, el filtro de fibra de vidrio es activado por el filtro electrostático. Mediante este proceso de activación, todas las partículas de polvo son atraídas y eliminadas. La cantidad mínima de partículas de humo que se crea de esta manera es entonces diseccionada por el plasma ionizado (O3). Finalmente todo el aire es filtrado, una vez más, a través del filtro de carbono.

 
 
 
 
 
 

Técnica 1

El generador de plasma PlasmaMade® asegura que el plasma ionizado (O3) sea eliminado de los grupos de O2 en el aire. Al mismo tiempo, los grupos de H2O son divididos en un ion positivo de hidrógeno y un ion negativo de oxígeno, que es lo que denominamos ionización.

 

Técnica 2

El filtro de fibra de vidrio asegura que los contaminantes pesados sean atrapados por las nanofibras de vidrio. Éstos son cargados electrostáticamente por el filtro electrostático.

 

Técnica 3

Los dos núcleos electrostáticos aseguran que los contaminantes pesados almacenados en el filtro de fibra de vidrio sean eliminados a través de descarga electrónica (también conocida como ESD).

 

Técnica 4

El filtro de carbono asegura que cualquier O3 (ozono) que pudiera haber sido liberado, sea atrapado, lo cual significa que sólo queda O2 (oxígeno), CO2 (dióxido de carbono) y H2O (agua). Los grupos OH disponibles eliminan las moléculas de hidrógeno (H) de la coraza protectora de las bacterias. Debido a esto, los olores, el moho, las bacterias y los virus desaparecen.

 
 
 
 

Información de interés

  • Potencia máxima de funcionamiento 1000 m3/h.
  • El modelo cilíndrico contiene un adaptador excéntrico de 150 cm. y un soporte para su fijación a la pared.
  • La campana, el armario o el lugar donde se ubique el filtro debe disponer de una rejilla o apertura que permita que el aire filtrado sea reintroducido en la habitación.
  • Se recomienda embocar el filtro a la salida del motor, no obstante, se puede instalar disociado a un máximo de 3 m. de la boca del motor
  • El filtro no se debe instalar a más de 90 cm de la boca del motor.
  • El filtro funciona en posición horizontal y vertical.
  • El filtro tiene 5 años de garantía siempre que se instale de forma correcta.
  • El filtro está certificado por TÜVRheinland, entidad líder alemana de certificaciones tecnológicas.

* La vida útil del filtro PlasmaMade® es de entre 10 y 15 años con un uso aproximado de 2 horas diarias.

 
 

 

Ver Planos y referencias

 

Descarga la documentación.

Web del Fabricante
www.plasmamade.es

 
Scroll To Top